Los tiempos están cambiando

Middle East
En las últimas semanas, hemos evidenciando un cambio histórico, épico (y yo añadiría profético) en la geopolítica de Oriente Medio y África cuyas consecuencias son claras para todos los que saben y entienden la “Palabra de Dios”: el realineamiento final de las naciones y las alianzas como fue profetizado en la Palabra de Dios con respecto a los últimos días. Nos quedamos impactados y sorprendidos ante los eventos sucedidos, cuando tendríamos que ser los actores principales en esta situación. (léase EE.UU. y Europa).

Para su vergüenza, los grandes actores han sido sorprendidos totalmente y sin preparación y han reaccionado vergonzosamente de un modo confuso, desordenado y un tanto cuestionable. Habida cuenta de lo mucho que gastan en la inteligencia, seguimiento por satélite, control de teléfono e Internet y solo Dios sabe cuánto otro medio sofisticado para controlar la humeante caldera de vapor del Medio Oriente que está a punto de explotar. Como si todo estuviese bajo control, como si todos los grandes y pequeños tiranos (muchos de ellos puestos en el poder por ellos mismos) podrían tener por siempre oprimido a sus pueblos, mientras que se acrecentaba sus increíbles fortuna acumulada para ellos, sus familias y amigos.

Como de costumbre, la hipocresía de buena parte de los medios de comunicación ha sido terrible, porque hasta hace poco no había artículos sobre estos tiranos que día a día hacían sus negocios y ahora de repente se los presentan como el mal absoluto, como si por arte de magia una puerta misteriosa se ha abierto por primera vez, revelando una letanía interminable de horror y mal. Repugnante.
Estoy escribiendo este articulo por dos razones específicas:

1) Poner de relieve la insensatez de todo esto
Y cuando digo “todo” me refiero no sólo a los tiranos locales, sino también a la reacción de las potencias occidentales: un espectáculo increíble de ineptitud, confusión, de autolesiones, espíritu guerrero, ocupando posiciones absurdas que han dejado a la gente común confundida entre la verdad y el aire fresco. Por desgracia, la parte relativa a la “verdad” va a tener la misma suerte que lo viejo, y se espera que “el aire fresco” prevalezca en las próximas semanas.

2) Hacer un balance de las consecuencias de esta acción
Desafortunadamente, para algunos (la mayoría) para el pueblo de Israel estos acontecimientos tienen un giro negativo. Muy negativo.

Alguna vez, en el curso de la historia, incluso los tiranos han sido parte de una acción mediadora. El término “tirano benévolo” se ha utilizado para describir este tipo de hombre. En nuestro “culturizado” pensamiento occidental, la democracia ha cambiado nuestra forma de pensar con el fin de hacernos sentir repulsión contra el término “tirano”, mientras que cuando hablamos de tiranía en otras naciones, tiene una mayor elasticidad el termino. Así que estamos dispuestos a cerrar un ojo (si no los dos) con respecto a los dictadores extranjeros según el clásico estilo de los tres monos, al menos hasta que nos sea útil a nuestros intereses.

En Oriente Medio, muchos países más o menos iluminados han comenzado una guerra clandestina contra los fundamentalistas islámicos, y cuando todo esté alboroto finalice tendrán carta blanca para poner en práctica todos los diseños distorsionado de su propio corazón dirigidos hacia Israel. Esto aparece evidente, incluso en los acuerdo, las declaraciones y proclamas de los nuevos insurgentes que surgieron como por arte de magia de la arena del desierto.

Si los países occidentales realmente creen que no se verán afectados por estos acontecimientos y que todo afectara solo a Israel entonces con este comportamiento se verá el resultado de una locura criminal.

Así son los peones en el tablero de ajedrez y no hay confusión entre aquellos que conocen y confían en la Palabra de Dios

“He aquí yo pongo a Jerusalén por copa que hará temblar a todos los pueblos de alrededor contra Judá, en el sitio contra Jerusalén. Y en aquel día yo pondré a Jerusalén por piedra pesada a todos los pueblos; todos los que se la cargaren serán despedazados, bien que todas las naciones de la tierra se juntaran contra ella. ” – Zacaria 12: 2.3.

Dios gobierna.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s