La Cuenta Regresiva

La cuenta regresiva

(Este artículo fue escrito en 1998. Ahora simplemente lo estamos actualizando, sin quitar  ninguna de sus partes.)

 

Es casi medianoche

Algunos eventos proféticos se están haciendo realidad como una tormenta que  golpea a un mundo totalmente desprevenido. A medida que el reloj profético sigue marcando inexorablemente, la historia se está acelerando rápidamente hacia su inevitable fin. Las  profecías  Bíblica, que el Señor quiso darnos en su divina gracia, es  el único faro y brújula  en la oscuridad espiritual actual. Ellos nos anuncian el regreso de nuestro Señor Jesucristo y la manifestación del reino de Dios en la tierra precedida  de las pruebas más dramáticas y traumáticas nunca antes vividas por  el hombre sobre la tierra. Dos tercios de la humanidad perecerán en este período increíble de devastación y sólo el retorno del Señor Jesucristo impedirá que se llegue a la total destrucción de la humanidad. Dios cumplirá su juicio sobre la humanidad pecadora, y (orgullosamente) no arrepentido.

 Porque habrá entonces gran tribulación, cual no la ha habido desde el principio del mundo hasta ahora, ni la habrá. Y si aquellos días no fuesen acortados, nadie seria salvo; mas por causa de los escogidos, aquellos días sean acortados.  Mateo 24:21, 22

Las profecías bíblicas han tenido siempre a Israel como el punto central de los principales eventos. Caso único en la historia, en 1948 Israel fue restablecido como nación después de un exilio de casi 2000 años. Este hecho fue claramente anunciado por los profetas del Antiguo Testamento y se constituye el  principal evento  de los últimos tiempos, debido a que abre las puertas al cumplimiento de las sucesivas profecías. Hasta que Israel se fue instalado en su lugar la cuenta regresiva no  podía  comenzar.

 Amós 9:14-15
Y traeré del cautiverio a mi pueblo Israel, y edificaran ellos las ciudades asoladas, y las habitaran; plantaran viñas, y beberán el vino de ellas, y harán huertos, y comerán fruto de ellos. Pues los plantare sobre su tierra, y nunca mas serán arrancados de su tierra que yo les di, ha dicho Jehová Dios tuyo

Ezequiel 37:10-14
Y profeticé como me había mandado, y entró espíritu en ellos, y vivieron y estuvieron sob re sus pies, un ejército grande en extremo. Me dijo luego: “Hijo de hombre, todos estos huesos son la casa de Israel. He  aquí, ellos dicen: “Nuestros huesos se  secaron, y pereció nuestra esperanza, y somos del todo destruidos!” Por tanto, profetiza, y diles: “Así ha dicho Jehová el Señor: He aquí yo abro vuestros sepulcros, pueblo mio, y os hare subir de vuestras sepulturas,  y os traeré a la tierra de Israel. Ustedes  sabrán  que yo soy Jehová, el Señor,  cuando abriré  vuestros sepulcros, y los sacare de vuestras sepulturas, pueblo mío! Y pondré mi espíritu en vosotros, y viviréis; lo pondré en vuestra  tierra, y sabrán  que yo Jehová he hablado, y he puesto las cosas en  su lugar, dice Jehová”.

Habría muchas otras profecías que se pueden mencionan, pero  éstas deberían ser suficientes para mostrar lo que Dios ha planeado para Israel. Desde que Israel ha vuelto a aparecer en el escenario mundial, muchas otras profecías se han cumplido:

 Ezequiel 36:11
Multiplicaré sobre vosotros hombres y ganado, y serán  multiplicados  y crecerán y os hare morar como solíais antiguamente, y os hare mayor bien  que en vuestros principios; y sabréis que yo soy Jehová.

Isaías 27:6
Días vendrán cuando Jacob echara raíces, florecerá y echaran renuevos Israel, y la faz del mundo llenara de frutos.

Isaías 43:5-6
No temas, porque yo estoy contigo; del oriente  traeré tu generación, y del occidente te recogeré. Diré al norte: Da acá y al sur no detengas; trae de lejos a mis hijos, y mis hijas de los confines de la tierra,

¿Qué pasará ahora?

El rapto de los creyentes puede ocurrir en cualquier momento, porque no hay eventos proféticos que deben cumplirse antes de esto.

El próximo evento que probablemente veremos será  el ataque contra Israel realizado por una coalición de Estados árabes y la ex Unión Soviética, así como lo escribió  hace aproximadamente 2500 años el profeta Ezequiel (capítulos 38 y 39), en el que se describía el  ataque identificando así a las naciones: Gog del país de  Magog,  Rosh, Mesec y Tubal (estas áreas corresponden a las actuales regiones de la antigua Unión Soviética), Persia (actual Irán), Cus (Etiopía), Put (Libia), Gomer (Parte el este de Turquía y Ucrania), y la casa de Togarma (sur de Turquía). Este ataque sea probable represalias en respuesta a un ataque nuclear previo por parte de Israel contra Siria, en que la ciudad de  Damasco,  será borrada (ver Isaías 17).

En la lista de los países mencionados  algunos son de los más feroces enemigos de Israel en el día de  hoy. Los estados musulmanes ex soviéticos han intensificado sus contactos con las naciones musulmanas fundamentalistas (como Irán, que es sin duda el más encarnizado enemigo de Israel). Es bien sabido que Irán ha adquirido la tecnología nuclear de Rusia y otros materiales para su desarrollo. Esto se hizo realidad en 1998, mientras que las noticias en estos días es que Irán está dispuesto a construir la bomba atómica. Existe una clara documentación que demuestra que Irán, en particular, esta continuamente en la adquisición de tecnología militar con el dinero de la venta del petróleo, mientras que su población vive miserablemente de las alegrías de la revolución. Justo en esta misma semana (estamos en 1998), los periódicos informaron de que Rusia acaba de vender un submarino de gran alcance a Irán, mientras que al mismo tiempo, Irán ha desarrollado un misil capaz de alcanzar a Israel. Pronto estas naciones se unirán con el único objetivo de destruir a Israel de una vez por todas. Pero tendrán una gran sorpresa, al igual que el resto del mundo.

La Biblia declara explícitamente que estas naciones serán derrotadas y destruidas por una intervención directa de  Dios  Los ejércitos enemigos y sus poblaciones serán diezmadas. Les invitamos a releer nuestro link  “X-files” y la información relacionada sobre este tema.

 Yo manifestaré mi gloria entre las naciones, y  todas las naciones verán mi  juicio y verán  mi mano sobre ellos. Desde ese día en adelante la casa de Israel sabrá  que yo soy el Señor su Dios.
(Ezequiel 39:21,22)

Aunque los capítulos de Ezequiel 38 y 39 predicen  detalladamente lo que va a suceder, el mundo quedara sin aliento. El resultado de esta derrota tendrá un impacto en todo el mundo, especialmente en dos aspectos:

1) El fin de la expansión del Islam (en la actualidad la religión que mas se ha desarrollado) y el fundamentalismo sangriento, árabe (y queriendo dar un paso hacia adelante  se podrían hablar del fin del Islam).

2) Israel se convertirá en la nación más influyente en la tierra.

Sólo después de estos acontecimientos Israel será capaz de reconstruir el templo y tener un despertar espiritual como un preludio a la conversión final a nuestro Señor Jesucristo. ¿Alguien puede pensar que, posiblemente, a Israel se le permita construir su templo en el área, donde actualmente hay dos mezquitas islámicas? Por otra parte, Israel se encuentra en un estado de apostasía, con un porcentaje muy pequeño de judíos desesperadamente (y ciegamente) aferrados a su amada Torá. Esta situación se revertirá  después de la victoria sobrenatural que Dios dará a Israel sobre sus enemigos.

El Templo debe ser construido, ya que será fundamental  durante la Tribulación. De hecho, el Anticristo lo usará y lo que es obvio es que la realización de este templo se hará sólo después de una definición  de la situación actual. Sabemos que los pasos ya se han dado en la preparación de los sacrificios (ver la noticia de la “vaca roja”). Las prendas utensilios  sagrados y las vestiduras sacerdotales ya estaban preparadas, como lo son los sacerdotes a cargo de los rituales de ejecución (véase X files para más detalles).

Israel ha sido definido como el reloj de Dios El profeta Daniel nos dio una visión de los acontecimientos en su profecía de 70 semanas. El reloj se detuvo al final de la semana 69, durante el Domingo de Ramos, cuando Jesús entró en Jerusalén montado en un burro saludado por la multitud con gritos de ¡Hosanna. Eso deja  una semana (siete años), el período llamado la Gran Tribulación, que pronto comenzará y terminará con el regreso triunfal de Jesús a Jerusalén montado en un caballo blanco.

No más corderos, pero si el León, no más  Siervo, pero si el Rey, no para morir en una cruz, sino reinar. Para siempre.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s